HBO viaja hasta Hackerville, Amazon ficha a Julia Roberts para Homecoming y Netflix se va a 1983


Superada la resaca de Halloween con sus series de horror, es turno para afrontar un noviembre con interesantes

.
Superada la resaca de Halloween con sus series de horror, es turno para afrontar un noviembre con interesantes estrenos, algunos de ellos protagonizados por estrellas de Hollywood como Julia Roberts en Homecoming para Amazon o Benicio del Toro en en la miniserie La Fuga de Dannemora que veremos en Movistar+. Pero no todo es América: HBO Europa ha viajado hasta Rumanía para rodar Hackerville, mientras que Netflix con 1983 estrena su primera serie polaca. Además, tenemos la despedida de House of Cards.

A pesar de que HBO llegó a España hace poco tiempo, ya son varios los años que lleva rondando por Europa, donde ha prestado especial atención a la parte oriental. Desde ahí han llegado notables producciones como Umbre y Burning Bush, demostrando una vez más que con dinero, tiempo y recursos el talento florece. También ha puesto sus ojos en España con la próxima adaptación de Patria, la novela de Fernando Aramburu. Después, vender una serie checa, polaca o rumana de habla no inglesa en el mercado internacional es otro cantar.

Esta pequeña introducción sirve para ponernos en situación y presentar Hackerville, una producción rumano-alemana de HBO Europa en colaboración con TNT Series, cuya primera temporada de seis episodios se empezará a emitir el domingo 4. La serie ha sido creada por Joerg Winger y Ralph Martin, que anteriormente ya habían trabajado juntos en las recomendables Deutschland 83 (ganadora de un Emmy) y Deutschland 86, un thriller de espías protagonizado por un joven (Jonas Nay) de la República Democrática Alemana que es reclutado por el servicio de espionaje exterior de la Stasi.

La historia de Hackerville empieza en Fráncfort, el centro económico de Alemania, donde uno de sus grandes bancos ha sufrido un ciberataque cuyo rastro lleva a las autoridades germanas hasta Rumanía. La responsable de investigar el caso es Lisa Metz (Anna Schumacher), una experta en cibercrimen de la Bundeskriminalamt o BKA (la Oficina Federal de Investigación Criminal) cuyas pesquisas la llevarán hasta Timisoara, un municipiu situado en la región occidental de Rumania y su ciudad de origen. Metz deberá trabajar junto a sus colegas rumanos capitaneados por el inspector Adam Sandor (Andi Vasluianu).

Imagen

La misión de Lisa es encontrar el origen del ataque informático y desmontar la red de delincuentes que hay detrás, pero Hackerville ofrece otros hilos narrativos incluyendo el viaje personal en busca de una identidad propia de nuestra protagonista. Lisa, miembro de una familia de alemanes de Rumanía, nació en Timisoara, pero a los 8 años emigró junto a su familia hacia Alemania y esta es la primera vez que regresa a su población natal, circunstancia que la enfrentará con su pasado y que pondrá de relieve la diferencia entre las dos culturas con las que se ha criado. Otro de los desafíos será la colaboración con Adam Sandor.

La elección de Anna Schumacher para el papel de Lisa Metz no es casual. Al igual que su personaje tiene sus raíces en Rumania y también emigró rumbo a Alemania cuando era una niña, de la misma forma que hicieron cientos miles de rumanos en los años 90, poco después de la ejecución del dictador Nicolae Ceaușescu y de que el muro de Berlín fuera derrumbado. La directora Anca Miruna Lazarescu es natural de Timisoara, donde volvió 16 años después para rodar Hackerville, y podría contar la misma historia que Schumacher.

El nombre de Hackerville tampoco es accidental. Este es el apodo que recibe Râmnicu Vâlcea, considerada como la capital del cibercrimen mundial. Se trata de una ciudad de unos 120.000 habitantes con pocos hackers, pero repleta de BMWs, Mercedes y Audis conducidos por enjoyados jóvenes de 20 y 30 años que se ganan la vida con la ciberdelincuencia. Su especialización son las estafas en comercios online y los ataques de malware, que según las autoridades reportan decenas de millones de dólares desde hace años. Sin embargo, Hackerville se ha rodado en Timisoara, una ciudad con grises barrios comunistas, pero también con una industria moderna y servicios. Un escenario que pocas veces podemos ver en una serie.

Hackerville tiene el suficiente material para convertirse en un buen producto, pero el tema de la ciberdelincuencia raras veces ha sido correctamente tratado en el cine y la televisión. Quizás Mr. Robot sea una de las pocas excepciones, aunque su enfoque sea muy distinto. Solo queda desear que la producción sea seria, refleje la realidad y se aleje de cualquier estereotipo y caricatura.


Desde este viernes 2 en Amazon Prime Video se encuentra disponible Homecoming, una serie de formato algo extraño con 10 capítulos de 30 minutos, pero que tiene delante y detrás de las cámaras a dos nombres conocidos. En la pantalla veremos a la oscarizada Julia Roberts (Agosto, Erin Brockovich, Pretty Woman), mientras que en la dirección de todos los episodios encontramos a Sam Esmail, cuya carrera ya no será la misma después de haber creado, escrito y dirigido Mr. Robot, serie protagonizada por Rami Malek y que en 2019 se despedirá con una cuarta temporada de 12 episodios.

Homecoming es un thriller con dosis de conspiración que alterna entre dos líneas temporales. En la actualidad Heidi Bergman (Julia Roberts) es la terapeuta de un programa gubernamental llamado Homecoming, en cuyas misteriosas instalaciones se ayuda a los soldados a adaptarse a la vida civil después de largos períodos de combate. Heidi entrevista a los jóvenes que regresan y muestra un interés genuino a la hora de ayudar a los pacientes que trata, especialmente al recién llegado Walter Cruz (Stephan James). Pero su jefe Colin (Bobby Cannavale) parece más inclinado en tratar a los soldados como ratas de laboratorio, pues está convencido que puede cosechar datos valiosos de sus traumas.

Cuatro años después, en 2022, Heidi sirve como camarera las mesas del humilde restaurante Fat Morgan's cuando aparece con algunas preguntas Thomas Carrasco (Shea Whigham), un agente del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Carrasco tiene especial interés en saber qué ha pasado con el programa Homecoming, que después de un incidente ha desaparecido por completo. Heidi dice no saber nada.

Homecoming es una producción que se basa en el pódcast homónimo concebido por Eli Horowitz y Micah Bloomberg, que junto a Sam Esmail figuran como creadores de la serie. Julia Roberts, seguidora del pódcast y amiga de Esmail, es la última estrella de Hollywood que se pasa a la pequeña pantalla, sin embargo, ella afirma que “no estaba buscando una serie en realidad. Solo buscaba, como siempre, buenos guiones, algo valioso e interesante. El hecho de que fuera una serie ha sido algo muy secundario para mí”. Una de sus peticiones para aceptar el papel fue que Esmail dirigiera todos los capítulos.

Las escenas de 2018 están grabadas en relación de aspecto 16:9, mientras que las de 2022 son en 4:3

Veinte años después de que en 1983 un misterioso atentado terrorista detuviera la liberación de Polonia del estado socialista y en consecuencia se evitase la caída de la Unión Soviética, Kajetan (Maciej Musiał), un estudiante de derecho, descubre junto al inspector de policía Anatol (Robert Więckiewicz) la existencia de una conspiración que ha mantenido el telón de acero en pie y a Polonia viviendo bajo un estado policial. Este es el punto de partida de la distópica 1983, la primera serie polaca de Netflix cuyos 8 capítulos estarán disponibles el viernes 30.

El descubrimiento de Kajetan y Anatol amenaza con ser la chispa que inicie la revolución que derroque al estado policial polaco, pero después de dos décadas de paz y prosperidad cimentadas sobre una mentira, la represión y la ausencia de libertades, los líderes del régimen maniobran para silenciarlos. 1983 es una de esas series que nos plantea “qué hubiera pasado si”, una propuesta que nos recuerda a The Man in the High Castle; pero que además de a Polonia se podría haber aplicado a Francia, Austria, Italia o España, países cuya historia reciente ha sufrido grandes cambios, ya sea por los sucesos de la Primera o Segunda Guerra Mundial o por haber padecido un golpe de estado.

Los guiones de 1983 han sido escritos por el debutante Joshua Long, mientras que en la dirección encontramos un cuarteto de mujeres lideradas por la veterana Agnieszka Holland, directora nominada al Oscar por Europa, Europa (1990), cuya mano también se ha dejado notar en algunos capítulos de The Wire y House of Cards.

También en Netflix, el viernes 9 estará disponible la segunda temporada de The Sinner sin Jessica Biel; el viernes 16 se estrenará la cuarta temporada de una devaluada Narcos, que sitúa su acción en México; y ese mismo día también se colgarán todos los capítulos de El Método Kominsky, una comedia creada por Chuck Lorre (Dos Hombres y Medio, The Big Bang Theory) que tiene a Michael Douglas como protagonista. Además, el lunes 13 vuelve The Last Kingdom con la continuación de la historia de Uhtred, Alfredo el Grande y la creación de Inglaterra como nación.


En Movistar+ el lunes 19 empezará La Fuga de Dannemora, una miniserie basada en hechos reales que sigue la historia de Richard Matt y David Sweat, dos reclusos que el 6 de junio de 2015 no estaban presentes en el recuento que a las 5 de la mañana se hizo en el Centro Penitenciario Clinton, una prisión de máxima seguridad ubicada en el estado de Nueva York. Matt cumplía una sentencia de 25 años y Sweat estaba condenado a cadena perpetua. Ambos fueron encarcelados por asesinato; el primero desmembró a su víctima y el segundo mató a un policía.

Algunos han comparado la fuga de Matt y Sweat por la protagonizada por Andrew Dufresne (Tim Robbins) en Cadena Perpetua (1995). Sin entrar en muchos detalles sí se puede confirmar que elementos de película no le faltan. Además, no solo se trata de una fuga, los dos huidos también fueron los protagonistas de una persecución que se extendió durante tres semanas y que movilizó a decenas de personas que los buscaron por tierra y aire. Varios estados llegaron a ofrecer 100.000 dólares por información sobre los presos.

Además de un guión de película pero basado en hechos reales, La Fuga de Dannemora esconde algunos incentivos más. En el papel de Richard Matt tenemos ni más ni menos que a Benicio del Toro (Sicario, Traffic) y David Sweat tiene el rostro de Paul Dano (Love Mercy, Okja), mientras que Patricia Arquette (Boyhood, Boardwalk Empire) interpreta el papel de Tilly Mitchell, la supervisora de la sastrería en la cárcel que mantuvo una relación con ambos huidos. Y en la dirección sorprende Ben Stiller, actor conocido por sus papeles en comedias pero que también ha dirigido algunas cintas como La vida secreta de Walter Mitty.


Este mismo sábado en Movistar+ se estrena la sexta y última temporada de House of Cards, una serie que pasará a la historia de la televisión por ser la producción que puso en el mapa a Netflix. Esta creación de Beau Willimon con David Fincher en la producción era a inicios de la década el objeto de deseo de varias cadenas, pero fue Netflix, para entonces un servicio en streaming que no llegaba a los 40 millones de suscriptores, quien decidió abonar 100 millones de dólares por hacerse con ella. Sin duda alguna la inversión fue rentable, aunque en España los usuarios de Netflix deberán esperar a que caduque la licencia.

Escribir el guión de los ocho capítulos que componen la sextra temporada de House of Cards ha sido todo un reto. La trama de la serie quedó totalmente comprometida después de que Kevin Spacey (Francis Underwood) fuera despedido tras las acusaciones de abuso sexual, obligando a Robin Wright (Claire Underwood) a asumir un papel protagonista por el que parecía destinada. La solución en la ficción ya es conocida, Francis ha muerto y está enterrado al lado de su padre, en cuya lápida se meó al inicio de la tercera temporada.

En los últimos capítulos de House of Cards la presidenta Claire Underwood tendrá la difícil tarea de lidiar con la sombra de Frank, que la ha dejado sola en el timón de la Casa Blanca, sin aliados en el congreso y con una baja popularidad entre los ciudadanos. Además, Bill y Annette Sheperd, dos hermanos millonarios que en la realidad podrían ser los poderosos David y Charles Koch, intentarán que una Claire en horas bajas baile al ritmo de su música. Por su parte Doug Stamper, hasta ahora el más leal de los subordinados de Francis, deberá decidir a quién jura lealtad ahora que ha quedado huérfano.


Para terminar, turno de saber qué series siguen y cuáles se despiden. Han sido canceladas: Iron Fist, Luke Cage, Orange is the New Black (la T7 será la última), American Vandal y Animals. Han sido renovadas: Lodge 49 (T2), The Outpost (T2), Kidding (T2), Mr. Inbetween (T2), Divorce (T3), Mayans M.C. (T2), Castlevania (T3), BoJack Horseman (T6), Paradise PD (T2), Atípico (T3), Élite (T2), Ozark (T3), La Casa de las Flores (T2 y T3), Titans (T2), The Dragon Prince (T2) y El descubrimiento de las brujas (T2 y T3).

También recordar que Henry Cavill se ha mostrado por primera vez como Geralt de Rivia para la serie The Witcher, mientras que HBO ha contratado a Naomi Watts para la precuela de Juego de Tronos e iniciado la campaña para la octava temporada protagonizado la portada de Entertainment Weekly.

Imagen
Netflix (rojo), HBO (negro), Movistar (azul), Amazon (verde), Sky (morado) y canales lineales (amarillo).
SOBRE EL AUTOR » BENZO